Vuela Fer – Separación Parte I

Hey little baby, you've found your feet. 
Where will you go with those feet?
Where will you go with those adorable feet? 
-Heather Leigh

Desde el primer día de vida, Fernanda ha sido una niña amada y llevada en brazos tanto como lo ha necesitado. No se vuelven dependientes. No se vuelven inseguros. No la cargaré toda la vida (aunque queramos, no se dejan jajaja). Hoy te cuento porque.

Esta semana a sus once meses dio sus primero pasos, solita… sin mi mano, sin llamarme. Estábamos en el parque, Fernanda observa a unas palomas, las señala, grita, mide la distancia y decide ir tras ellas. Cuando dio sus primeros pasos y luego se sienta, ella sonríe, emocionada, feliz! Orgullosa de lo que sus piernas pueden hacer, de lo que es capaz de lograr por sí misma.

Es una bebé segura de sí misma, segura de alejarse un poco, porque sabe que mamá la está observando y si me necesita me puede llamar y yo atenderé su necesidad. Un abrazo, un beso, una mirada, escucharla, hambre, sed, cambio de pañal, frío, calor, tristeza, felicidad, una palabra de aliento, un te amo.

Estas acciones son para mi la base de ser mamá o papá. Entendiendo y atendiendo sus necesidades como tales. Esta filosofía de crianza favorece la seguridad en los niños y posteriormente su independencia. Aclaro, no hay prisa porque sea una niña independiente, ella tiene su ritmo y lo respetamos. Lo mejor que podemos hacer es estar presentes y disponibles, escuchar y seguir nuestra intuición.

Asimismo, como lo dijo mi amigo (jajaja me encantaría) el Dr. Carlos González, a partir de la relación con mamá el niño establecerá más adelante otras relaciones con otras figuras de apego secundarias: padre, abuelos, hermanos, amigos, maestros, novio, compañeros de trabajo, jefes, cónyuge, hijos… Cuanto más sólida y segura es la relación con la madre, más sólidas y seguras serán las demás relaciones que el individuo establezca a lo largo de su vida. 

Regresamos a la caminada… caminar es un proceso de maduración, varía dependiendo de cada niño, su temperamento, la circunstancia y muchos otros factores. En el caso de Fernanda, es una niña atrevida, aventurada y curiosa. Por lo general, un niño con apego seguro en el parque o en la fiesta, ya que observa, agarra confianza se va y viene a tocar base. Va, siempre y cuando su proveedor de seguridad (por el momento esa es mamá o papá o su figura de apego primario) esté cerca y a su alcance. Fernanda se va y luego me llama gritando o hablándome, se aleja un poco y si no me acerco generalmente se detiene y me busca. Si me acerco con mayor razón arranca hacia donde sea que le interese llegar.

Estas últimas semanas Fer había estado un poco más necesitada de brazos, de mamá ... no quería ni a papá. Completamente normal y es parte de lo mismo. Una ambivalencia que viven los bebés al querer irse a explorar, alejarse, aventurarse… pero saben que eso les costará algo. Separarse de mamá o de su cuidador, y esto da miedo… a mi me da miedo!!

Pero no me preocupo saben, son etapas. Ya vendrá nuevamente otra etapa de brazos jajaja, ya vendrá otra de mucha teta… disfruto cada una al máximo porque pasan muy rápido.

Les comparto algunos links y nombres de libros que me ayudaron a entender un poco mejor lo que mi instinto de madre me pedía.

http://www.attachmentparenting.org/espanol

Crianza con apego??

Carlos González: ‘Bésame mucho

Rosa Jové: ‘La crianza feliz’

Un abrazo enorme,

Alma de Colibrí ❤

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s